En Angoriña nos preocupa la seguridad del bebé, por eso mimamos cada producto, para que, a la vez que funcional, sea seguro.

Realizamos todos nuestros productos artesanalmente y para ello utilizamos los siguientes materiales:

  •  Hilo 100% algodón. Los productos que fabricamos en ganchillo los realizamos en hilo 100% algodón y lo tejemos con puntos pequeños y apretados para que no se escape su relleno o el cascabel, en caso de llevarlo.
  • Relleno para amigurumis. De primera calidad, totalmente sintético y que puede lavarse sin ningún tipo de problema.
  • Ojos de seguridad: Algunos de nuestros muñecos llevan ojos de seguridad fabricados en plástico con forma de tornillo, por dentro van sujetos a presión con una pieza de seguridad que impide que el ojo se salga, aunque el bebé tire por el.

  • Cascabeles.  Utilizamos cascabeles de plástico para evitar su oxidación y otros deterioros.
  • Piezas de silicona. Las piezas de silicona con las que hacemos los collares de lactancia y mordedores son de silicona antibacteriana de grado alimentario libre de BPA, cadmio, latex, metales, PVC, y cualquier otra sustancia tóxica,  cumpliendo los siguientes certificados de calidad:

o   EN 71-1:2011+A3:2014 Parte 1: Propiedades mecánicas y físicas.

o   EN 71-2:2011+A1:2014. Parte 2: Inflamabilidad.

o   EN 71-3:2011. Parte 3: Migración de ciertos elementos

o   ISO 9001:2008

  • Piezas de madera. Madera de haya natural, sin ningún tipo de tratado como pintura o barniz.
  • Chupeteros. Cumplen la norma EN 12586:2007 (+A1:2011). Su longitud no supera los 22 cm de largo, incluyendo el clip para evitar el riesgo de asfixia.